Patente de corso

Ignoro si los niños de hoy todavía se sienten fascinados por la piratería. Yo he de reconocer que lo estaba. Y lo sigo estando. En mi caso más que los relatos de Robert Louis Stevenson o Emilio Salgari, fue la risa acrobática de Burt Lancaster en El temible burlón –tan alejada de la aristocrática pose... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑