Sobre dinosaurios y saltamontes

3882355022_2e848a42ff
Uno de los “saltamontes” del filme “¿Qué sucedió entonces?” (1967) de Rod Ward Baker

El pasado nos fascina, como nos fascinaba el futuro cuando existía. Tal vez esa sugestión resida en la libertad que nos otorga el interpretarlo, el reconstruirlo y, llegado el caso, reescribirlo a nuestro antojo. Una peculiaridad que, en cierto modo, compartía -cuando existía, claro- con el futuro, que siempre se mostraba abierto a los caprichos de nuestra imaginación. Por el contrario el presente acostumbra a ser más prosaico y nuestra relación con él suele asemejarse más bien con la que mantenemos con nuestras zapatillas de andar por casa, a las que nos acostumbramos por su cotidiano calor pese a la fealdad de su diseño afelpado.

Sigue leyendo

Fronteras y amores en El Tarajal

guardia-civil-tarajal-2_0
La Guardia Civil aguarda la llegada a nado de inmigrantes en El Tarajal el día de la tragedia

Si la fe mueve montañas, otros sentimientos, como el amor, no se detienen ante barreras con vocación infranqueable. Fronteras como las que separan la vida y la muerte, por ejemplo. Ahí está para demostrarlo el romántico episodio de Isabel de Segura y Juan de Marcilla, los amantes turolenses de esa ciudad que también existe, según afirman sus pobladores, y que este año se apresura a celebrar por todo lo grande el 800 aniversario del conmovedor desenlace de sus famosos enamorados. Hasta una ópera anda preparando para la ocasión el compositor Javier Navarrete, que en 2007 saltó a la fama gracias a su nominación al Oscar por su banda sonora al filme de Guillermo del Toro El laberinto del fauno. Sigue leyendo

Donald Trump se despide del IVAM

vista-kafe
Varias propuestas del artista brasileño Cildo Meireles en la exposición Fake del IVAM

Resulta tentador imaginar que las ocurrentes declaraciones de Kellyanne Conway se idearon en Valencia. Y no me atrevería a afirmar que no fue así. Porque la calificación como “hechos alternativos” que la asesora de Donald Trump aplicó a la versión manipulada que el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dio sobre el número de asistentes a la toma de posesión de su jefe, son sin duda el colofón perfecto a la exposición Fake que esta semana será clausurada en el IVAM. La muestra nos plantea una seductora reflexión sobre las relaciones siempre ambiguas entre lo verdadero y lo falso, sobre las traicioneras intenciones de la verosimilitud, sobre la verdad como construcción social. En última instancia, como destaca Jorge Luis Marzo en el catálogo, nos interroga sobre nuestra propia inclinación al autoengaño.

Sigue leyendo

Cañizares y el silencio

5622879910957-r_1463762353309-0-109-544-389
El cardenal Cañizares, arzobispo de Valencia.

En su última película, Scorsese nos presenta el conflicto interior de un joven jesuita portugués ante el silencio de Dios frente a la cruenta persecución religiosa en el Japón del siglo XVII. Una tormentosa vivencia de la fe que el protagonista experimenta en una realidad que le resulta extraña y le supera, una lucha íntima por la redención que acabará conduciéndole a la apostasía. Filme honestamente cristiano, Silencio reivindica la humildad de una búsqueda personal de la transcendencia que cuestiona la intransigencia religiosa tanto como la soberbia fanática de una fe inquebrantable. Sigue leyendo

Los magos y el fisco

aleister_crowley_golden_dawn
El mago Aleister Crowley

Gracias a los móviles de última generación con acceso a internet que distribuyó Papá Noel la pasada Navidad, hoy son pocos los niños que no saben que los Reyes son los padres. Otra cosa es que finjan ignorarlo para no quebrar la ilusión de sus progenitores y abuelos, conscientes de que, además, esas pocas horas de inocencia simulada les serán convenientemente retribuidas con nuevas dádivas en la lógica de amor y consumismo compulsivos que impera en estas fechas tan entrañables en las que recordamos el nacimiento del Mesías de los pobres.

Sigue leyendo

La inmortalidad

bergmanLa prueba definitiva de que la Navidad ablanda los corazones es que hasta el PP ha encontrado un hueco estos días para preocuparse por los problemas sociales. Pero no por cualquier problemilla de poca monta como la precariedad, la pobreza o las desigualdades. Esos no son más que excusas improvisadas por perroflautas para malmeter contra las acertadas recetas económicas que dios nos manda, como pedagógicamente diría nuestro presidente Rajoy. No, los populares no son amigos de andarse por las ramas y puestos a señalar problemas sociales prefieren ir a lo fundamental. A la madre de todos los problemas, vamos. Y esa no es otra que el envejecimiento de la población. Sigue leyendo