De la moción de censura a la loción de ternura

Es bien conocida la afición que Zeus tenía por el transformismo a la hora de dar rienda suelta a sus inclinaciones calenturientas. Ignoramos si Ángela Merkel fue la última encarnación de la máxima autoridad del Olimpo, pero es sabido que la divinidad griega ya logró en una ocasión secuestrar a Europa convertido en un toro.... Seguir leyendo →

Rus y los dedos ágiles del prestidigitador

Aunque su integración entre los arcanos del tarot le haya otorgado un cierto halo de transcendencia, lo cierto es que si algo caracteriza a la figura del prestidigitador es su carácter mundano. Hieronymus van Aeken Bosch, más conocido como El Bosco, supo captarlo en una de sus primeras obras conservada hoy en un museo de... Seguir leyendo →

Nada por aquí, nada por allá

Lo admito. De niño la actuación del mago me fascinaba. El prestidigitador, implacable vestido de frac,  se remangaba ostentosamente para mostrar que no ocultaba nada entre sus ropas. Luego, litúrgicamente, repetía aquello de “nada por aquí, nada por allá”. Para entonces mi imaginación ya estaba desatada y nunca me sentía defraudado por el prodigio que... Seguir leyendo →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑