El PP, Hide y el pequeño Nicolás

El doble, ya lo decía Freud, nos acerca a lo siniestro. Por eso nos fascina. Es el Otro imbuido en nosotros mismos, capaz de destaparnos deseos y miedos. Un Yo oculto que a veces nos asalta tras la frágil cortina de una ducha en el solitario motel de Norman Bates. O nos sorprende superando la... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑