Que se jodan nuestros sepultureros

Hay películas que nos dejan turbados. En Zoo (1985), el neobarroco cineasta británico Peter Greenaway nos presentó la obsesión de unos zoólogos gemelos por captar en imágenes el proceso de descomposición de la vida, la corrupción final. Su obcecación llegará a tal extremo que les llevará a intentar grabar su propia destructiva transformación post mortem;... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑