No habrá bolsos Gucci en el paraíso

El paraíso fue hasta ahora el último consuelo de los desgraciados. La cotidianidad existencial resultaba tan triste, miserable, desdichada, mediocre, infeliz o desesperada para ellos que sólo en el otro barrio post mortem podían encontrar alguna esperanza. Hoy, sin embargo, inmersos en la actual fase líquida y precaria del capitalismo, ni siquiera podemos reconfortarnos pensando... Leer más →

Anuncios

El 20D y la democracia de cuerpos ausentes

Cuarenta años de dictatorial democracia orgánica llevaron a algunos a defender la necesidad de una democracia inorgánica como forma de legitimar la idílica transición. Paradójicamente, eso no empujó a cuestionar el cuerpo delcaduco régimen que agonizó rodeado del equipo médico habitual. Al contrario, ministros del caudillo se transformaron en próceres de la patria desde los... Leer más →

El sarampión de Disneylandia

Hubo un tiempo en que Felipe González no tenía ninguna duda: prefería morir apuñalado en el metro de Nueva York, que de aburrimiento en Moscú. Era el tiempo en que el capitalismo brillaba en tecnicolor, como una explosión de luz, libertad y progreso, mientras que el cansado oso ruso nos llegaba con agotadas tonalidades gris... Leer más →

El aperitivo apocalíptico de la cándida Cho Hyun-ah

Definitivamente estamos cambiando de ciclo. Lo políticamente correcto, aquel consuelo formal con música de guitarra catequista que marcó el discurso del liberalismo posmoderno, está siendo sustituido por lo histéricamente correctivo. El caso de la cándida Cho Hyun-ah, lejos de ser una simple anécdota, tiene el extraño poder de adelantarnos los nuevos usos sociales que nos... Leer más →

Nada por aquí, nada por allá

Lo admito. De niño la actuación del mago me fascinaba. El prestidigitador, implacable vestido de frac,  se remangaba ostentosamente para mostrar que no ocultaba nada entre sus ropas. Luego, litúrgicamente, repetía aquello de “nada por aquí, nada por allá”. Para entonces mi imaginación ya estaba desatada y nunca me sentía defraudado por el prodigio que... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑