Que se jodan nuestros sepultureros

Hay películas que nos dejan turbados. En Zoo (1985), el neobarroco cineasta británico Peter Greenaway nos presentó la obsesión de unos zoólogos gemelos por captar en imágenes el proceso de descomposición de la vida, la corrupción final. Su obcecación llegará a tal extremo que les llevará a intentar grabar su propia destructiva transformación post mortem;... Leer más →

El PP, Hide y el pequeño Nicolás

El doble, ya lo decía Freud, nos acerca a lo siniestro. Por eso nos fascina. Es el Otro imbuido en nosotros mismos, capaz de destaparnos deseos y miedos. Un Yo oculto que a veces nos asalta tras la frágil cortina de una ducha en el solitario motel de Norman Bates. O nos sorprende superando la... Leer más →

Sobre huidas, moscas y pestes

El ansia por conocer y descubrir ha sido durante siglos uno de los motores que ha empujado a las personas a viajar, a poner distancia de por medio con el entorno más cercano. También la necesidad, la búsqueda de un mínimo futuro. O el miedo, ese que hoy sigue empujando multitudes a punta de cañón... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑