Yo también quisiera indignarme

Miles de españoles y españolas desearían poder indignarse porque la sentencia de la Corte Europea de Derechos Humanos deja libres a los asesinos de sus seres queridos después de haber cumplido una condena legal. Pero no pueden. De hecho, miles de españoles y españolas se conformarían con haber visto juzgados alguna vez a los verdugos... Leer más →

Perdónalos porque no saben lo que hacen

Muchas cosas iban a cambiar desde el día en que, según cuentan, alguien que afirmaba ser el hijo de Dios pronunció en su trance de muerte aquellas palabras: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. Antes, Yhavé -el presunto Padre- podía permitirse el lujo de desahuciar del paraíso sin contemplaciones a una pareja de... Leer más →

Adiós a las armas

Todas las guerras comienzan con un primer disparo y terminan con un desfile. La mayoría de las veces, ese epílogo toma la forma de una marcha marcial, de un  estruendo castrense de botas anunciando que el final de la batalla dio paso a un tiempo de victoria. Pero en otras ocasiones, el adiós a las... Leer más →

Salir de la behetría

Vivimos tiempos de confusión. Lo destacaba Mario Vargas Llosa en uno de sus últimos artículos con copyright, cuando hacía un llamamiento a “salir de la behetría” en la que nos ha metido la estúpida tendencia a demoler certezas. El escritor peruano se refería de esta forma tan pedante, a la necesidad de recuperar unos valores... Leer más →

Montesquieu bajo sospecha

La intransigencia del Estado español y sus mentores políticos e ideológicos ante el menor atisbo independentista parece haber llegado a tal extremo que ya ni siquiera se respetan las formas frente a la “independencia” del poder judicial. Lo deja bien claro el diario El País en su edición del día 8 de octubre. Tras asegurar... Leer más →

Euskadi o la cicatriz de Norma Jean Baker

He de reconocer que sus últimas fotografías me han reconciliado con la hermosura irreal de Norma Jean Baker. En realidad, la belleza cocinada por Hollywood de Marilyn Monroe para su distribución por los grandes almacenes del celuloide y la vida, siempre me resultó demasiado artificial para el deseo erótico, del mismo modo en que siempre... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑