La princesa ya no está triste

En este cuento floreado, artificioso y modernista en que algunos parecen empeñados en convertir la monarquía parlamentaria española, la princesa, a diferencia de la imaginada por Rubén Darío, ya no está triste. Al menos nuestra infanta Elena. Ya no se escapan suspiros por su boca de fresa, ya ha recuperado la risa y el perdido... Leer más →

El Papa, la masturbación y la próstata

Hace ya 27 años que el cineasta canadiense Denys Arcand estrenó El declive del imperio americano, una intimista y sincera aproximación a esta agonía social que arrastramos desde hace décadas. Con su humor incisivo e inteligente, la película –y su continuidad en Las invasiones bárbaras (2003)- sigue conservando buena parte de su vigencia. Así lo... Leer más →

James Cagney y la sutil teoría del orden público

En otros tiempos, cuando los sueños todavía eran en blanco y negro, nadie podía imaginar otro enemigo público que no fuera James Cagney. La cara ancha del actor neoyorquino pondría rostro al gánster más peligroso surgido de los bajos fondos  en el célebre filme de William A. Wellman. Su pelo ondulado y su mirada picarona... Leer más →

El síndrome de Hamlet

Desde que un lejano 30 de enero de 1649, el tiránico rey de Inglaterra Carlos I observó con impotencia como el verdugo le separaba la cabeza del resto del cuerpo, las monarquías de todos los reinos viven bajo los efectos de una rara enfermedad. La dolencia se acrecentó siglos más tarde cuando Luis XVI y... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑